Colocar puertas correderas

Las puertas correderas son buenas aliadas cuando queremos ganar espacio en casa, pues no ocupan más aunque estén abiertas y a la hora de amueblar una estancia son un punto a favor.



LO QUE DEBES SABER…

Poner puertas correderas: son una buena opción para ganar espacio y comodidad, ya que no ocupan demasiado.
Desventajas: son un poco más caras que las puertas convencionales y algo más complicadas de colocar.
Instalación: dependiendo del lugar donde vaya a ir la puerta, ya sea en la pared o un armario, la instalación variará un poco.

Requieren un poco más de habilidad en su instalación, pero no es tan complicada. Así que cualquiera puede poner puertas correderas en las habitaciones o en los armarios, por ejemplo.

Tener en cuenta las medidas de la puerta

Lo que sí es cierto es que estas puertas correderas suelen ser un poco más caras que las puertas convencionales, pero no por ello se necesita tener excesivo conocimiento para instalarlas. Por lo general, las puertas correderas necesitan de unos tabiques que están hechos para poder encajar las puertas y ocultarlas. Lo bueno es que hoy en día ya vienen completamente preparadas de fábrica, con cajones premontados, así que son más fáciles de montar que hace unos años.

Para comprar una puerta corredera debes tener en cuenta el espacio donde está la puerta normal, tomar las medidas exactas y escoger la nueva que más se adapte al espacio que tienes. Además, en una tienda especializada te darán todos los materiales que necesitas para su instalación.

Poner puertas correderas en casa

Su instalación consta de un carril que se coloca en la pared y unos rodamientos que van en el canto superior de lo que es la propia puerta corredera. Si la puerta se va a colocar en un armario, los rodamientos van en la parte inferior. En la superior en este caso se colocarán los guiadores. De todas formas, debes especificar el uso en la ferretería o centro de bricolaje para que te den un kit u otro.

Con todo esto, solo tienes que colocar los carriles y guías, así como los rodamientos donde se necesiten y listo. Por último debes poner la propia estructura o armazón de la puerta, teniendo cuidado de que encaje bien y esté aplomada, para no tener problemas futuros. 

Categoría: Bricolaje, SubHome